sábado, 15 de diciembre de 2007

EL PRESO QUE NO QUIERE SALIR DE LA CARCEL

  • A Eduardo Tagua le "repugna la calle".
  • Antes era un preso en la cárcel de Albolote (Granada) y no conoce otra vida que la de los barrotes,
  • el rancho y la convivencia con otros presos.
  • Desde el lunes, Eduardo vive ante su antigua cárcel con una manta y una pancarta
  • Ha pasado más de 49 años de su vida en distintas prisiones y duerme frente a este centro penitenciario desde el lunes,
  • cuando fue puesto en libertad tras cumplir tres meses de su última condena.
  • Pide su reingreso.
  • Tagua ha extendido un colchón y varias mantas con las que pasa las noches
  • porque quiere volver a su 'hogar'.
  • En la calle, según él, hay "mucho asesino suelto",
  • en una información publicada por Granada Hoy.

1 comentario:

Toni dijo...

Me ha recordado a la historia del cojo Manteca: cuando estaba suelto, recorría mi ciudad, Palma, con su silla de ruedas y un pedrusco que, en cuanto tenía ocasión, estampaba contra algún escaparate hasta que venía la policía a detenerlo.
Esperaba lo mismo que este buen hombre, que le dejaran en prisión que allí estaba mucho mejor.

Gran blog!